search instagram arrow-down

Esperando lo inesperado

Viajar a Oriente sin dinero es una de las posibilidades que nunca evalué. Por supuesto cuando terminé de rematar mi negocio, y lo recaudado fue muy lejos de lo esperado supe que viajaría con poca plata y también sabía que si quería extender el viaje en el tiempo tendría que trabajar.

Lo que no sabía es que la escasa plata se esfumaría al poco tiempo y que la opción sería trabajar o volver. Qué difícil es después de soñar tanto, tener que volver porque nada salió como lo esperado.

Mientras evaluaba qué hacer no paré de viajar, de estirar el mango mientras iba de un lugar a otro, de hablar con uno y otro, hasta que surgió mi actual trabajo. Aún mi situación está lejos de ser óptima, pero lejos de padecer, continúo planeando viajes, países y continentes.

Hay certezas que sólo surgen ante lo sombrío, lo inesperado y lo imposible. No hay muchas opciones, depende de mi continuar o parar. Y como siempre digo pa tras ni pa tomar impulso. El sudeste asiático vive en la pobrez a, la vivo cada dia y eso hace que me sienta rica porque tengo a donde ir. Ellos no. Ellos no piensan en volver, no hay dónde. Solo pueden ir hacia adelante como todos los pobres y humildes del mundo.

Dejé de ser clase media cuando despegó el avión desde Barcelona. A diferencia de los turistas, los viajantes no somos reclamadores, nos adaptamos a lo imponderable, aprendemos a disfrutar de lo inesperado y sobre todo los mínimos logros se transforman en éxitos rotundos.

Ya nada es previsible, ni siquiera las cuatro estaciones del año que tan bien determinan nuestras actividades, vacaciones, comienzo de clases, que deporte practicar hasta como organizar un placard. Acá sólo hay época de lluvias y época de no lluvias. No sabes cuando comienzan y menos cuando terminan.

Nada es previsible en mi vida, y mi cuerpo tambien lo sabe, y a veces se rebela a lo inesperado. Estamos aprendiendo mente y cuerpo a vivir con este maravilloso ejercicio del viajero, que planear e improvisar son acciones compatibles , que esperar lo inesperado es saludable y que lo previsible a veces también puede ser divertido y que lo imprevisible siempre lo es.

Responder
Your email address will not be published. Required fields are marked *

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: