search instagram arrow-down

Este viaje fue pospuesto varias veces, es bastante difícil llegar al estado óptimo para realizar algo.  Muchas veces las razones son válidas y muchas otras son excusas también muy válidas. Pero en realidad lo posponía porque no estaba lista, un viaje sin tiempo ni límite genera una conmoción interna y externa insospechada. De todas maneras el mundo no es tan grande, estoy tan familiarizada con los mapas últimamente que me doy cuenta que no es tan grande, que no es tan alocado querer viajar sin rumbo fijo, que el transporte y la tecnología nos acerca a todos y acorta distancias. Pero es en el momento de empacar cuando esas distancias que la globalidad ha acercado se vuelven enormes y remotas. O sea viajemos livianos no solo de equipaje sino de emociones, no dejamos nada, no dejamos a nadie, solo mutamos espacios, soltamos vidas, descubrimos espacios y volamos libres y livianos por el cosmos.

Dicho esto vamos a lo práctico que es qué hacer con nuestros muebles, ropa, recuerdos, libros adornos y demás objetos acumulados en tanta vida. En mi caso alquilo o sea que no puedo cerrar la casa y dejar todo adentro, con mi viaje también se fueron los objetos. Repartí mis bienes entre hijos y amigos, y mis pertenencias hoy caben en una mochila. Compre una de 50 litros y llevo en ella lo imprescindible con la convicción de que lo necesario se irá reponiendo durante el viaje y lo innecesario se irá quedando por ahí. Poca ropa, 3 cambios son más que suficientes, pantalón corto y largo, 5/6 pares de media y ropa interior, bolsas ziploc para diferenciarla y separarla de la sucia o mojada, toalla de microfibra, ojotas, las zapatillas las llevo puestas para que ocupen menos lugar, medicamentos en un taper para que no se desparramen ni se mezclen entre sí, y los productos de aseo personal, repelente y bloqueador solar,  piensen que todo se puede comprar donde vayan así que no sean tan meticulosos ya llegará el momento en que la marca del shampoo será lo de menos. Y algunos utilitarios como candados, cinta adhesiva para tapar agujeros de los mosquiteros, set de costura, abrelatas, linterna. Sin son cortos de vista como yo no olviden un par de anteojos repuesto y receta con la graduación por las dudas.

Pen drive para las fotos que uno atesora y hacer back up de lo que uno vaya escribiendo, cargadores, baterías, transformadores, auriculares, spotify para la música y audio libros son dos aplicaciones que solucionan mucho el tema del espacio.

Fue muy dura esta mudanza, el desapego fue ejercitado plenamente, internamente pagué un costo alto y también aprendí mucho. Como la entrega de mi casa no coincidió con el viaje estoy practicando el homeless viajero, actualmente vivo en un centro de yoga en Barracas donde su dueño e instructor me alquila un cuarto.  En estos días veo a mi querido Buenos Aires como turista, practico el uso del Maps me una aplicación que nos orienta sin necesidad de wifi, saco fotos y las mejoro con Snapseed, ojo con esa aplicación ya que es muy tentadora y no queremos modificar lo que es bello per se. Ya estoy en modo travelling…

Acá van algunas instantáneas del pre viaje!

Feria de usados, todos los domingos en Parque Lezama, Buenos Aires, Argentina
Viedma, Provincia de Rio Negro – Argentina
Con mi adorada Veronica Caliva
Ciro y Danilo, mis nietos en Parque Lezama, Buenos Aires, Argentina
Responder
Your email address will not be published. Required fields are marked *

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: